LA AGRICULTURA ORGÁNICA MAYORES GANANCIAS

Actualizado: mar 21


La agricultura orgánica es uno de los varios enfoques de la agricultura sostenible necesaria para obtener alimentos sanos y de alto valor nutritivo. Por supuesto, muchas de las técnicas utilizadas en los cultivos como la siembra intercalada, el acolchado, la integración entre cultivos y ganado el uso de lixiviados mineralizados entre otros, se desarrollan en el marco de diversos sistemas agrícolas. Lo que hace diferente a la agricultura sana es que, reglamentada con relación a diferentes leyes y programas de certificación con la cual se obtienen mejores alimentos. Se prohíben todos los insumos sintéticos o de reacción con polímeros derivados del petróleo que hoy tiene en total deterioro los suelos y es obligatoria la rotación de cultivos para "fortalecer el suelo".


Una agricultura eficiente y sustentable debidamente desarrollada no puede generar contaminación del agua, del suelo y de los ecosistemas en genera y permite conservar la interacción energética entre el agua, el suelo la planta y los animales en las granjas.

La agricultura sustentable amigable con el medio ambiente todavía no representa un porcentaje considerable en el producto interno bruto y la economía de un país, es apenas una pequeña actividad económica de producción con cultivos, pero está adquiriendo importancia en los cultivos de algunos países, independientemente de su estadio de desarrollo. En Austria y en Suiza, la agricultura orgánica ha llegado a representar hasta un 10 por ciento del sistema alimentario, y en Estados Unidos, Francia, Japón y Singapur se están registrando tasas de crecimiento anual superiores al 20 por ciento. Lo que representa un gran avance socio-cultural para la producción de alimentos con cultivos altamente nutritivos.

La demanda de productos sin químicos y de mercados justos, ha creado también nuevas oportunidades de exportación para el mundo en desarrollo. Como ningún país ha desarrollado la posibilidad de satisfacer la demanda de los mercados orgánicos de alimentos altamente nutritivos, con el soporte mineral suficiente alrededor de 46 elementos entre elementos mayores, Elementos menores y oligoelementos de síntesis fito-biologica; muchos países en desarrollo han iniciado la a exportación con éxito productos orgánicos, de cultivos desarrollado mediante el manejo integral de sales fertilizantes aprobadas por la FAO; materia orgánica compostada y microorganismos de montaña, técnicas que generan alto valor nutritivo en los cultivos, por ejemplo: frutas tropicales a la industria europea; alimentos infantiles, hierbas medicinales de Zimbabwe a Sudáfrica; seis países de África exportan algodón a la Comunidad Europea.


Normalmente las exportaciones con alto valor nutritivo, por su cultivo en sistema agrícolas que no utilizan sintéticos ni controladores de insectos con productos de síntesis química, muchos de ellos cancerígenos, se venden a unos sobreprecios realmente valiosos, a menudo hasta un 25 por ciento superiores, a los de producidos en granjas con uso de químicos y sintéticos. No obstante, la producción en cultivos orgánicos no siempre se utilizan para la exportación, también están sustentando la seguridad alimentaria local y a aumentan los ingresos familiares de países en subdesarrollo. Disminuyendo lo que la Fao ha llamado como “hambre oculta” es decir cultivos que no suministran los minerales y proteínas que necesita el hombre para su normal desarrollo (77 elementos).

Yajavi aporta una parte importante en la Mezcla de minerales mayores, menores y oligoelementos a partir de sales puras, con el balance nutricional ajustable a partir de Ph y conductibilidad eléctrica. O a requerimientos nutricionales.

Para disminuir el hambre oculta en Latinoamérica y el mundo de la población humana, es necesario incrementar el uso de elementos mayores, menores y oligoelementos en soluciones liquidas aplicadas a nuestros cultivos. Se logra a partir de sales aceptadas por la Agricultura Orgánica. Con técnicas de alta rentabilidad por lo que se la ha considerado con Agricultura Resiliente.

En la necesidad y búsqueda de soluciones alternativas, para la producción agrícola y pecuaria que logre mejorar la situación del campo colombiano y de Latinoamérica: baja producción de alimentos y alto costo de insumos. Se plantea la necesidad de cambiar, nuestras acostumbradas formas de producción, con base en agro insumos nitrogenados y polimerizados (con plástico derivado del petróleo) y separados al momento de su aplicación. Este sistema que en el pasado fue muy acertado hoy a causa del cambio climático pierde eficiencia y se torna muy costoso. Además de ser un gran contamínate de acuíferos.

Al igual que la visión agrícola de Israel, los fertilizantes petroquímicos granulados deben de ser sustituidos por agro insumos integrales puros, aplicados en forma de ferti-riegos a partir de sales, balanceados y llevados a Ph y conductibilidad eléctrica óptima.

El aplicar en forma líquida, activa el equilibrio iónico en el suelo y se obtiene alta solubilidad y conductibilidad eléctrica, además de intercambio catiónico; que hace que la planta consuma los minerales hasta satisfacer sus requerimientos nutricionales de forma inmediata, lo que evita que el fertilizante aplicado se evapore o se barra por lixiviación, a causa del intenso cambio climático con cambios recurrentes de fuertes lluvias en pocas horas seguidas de unos días de intenso calor.

Esta tecnología es más eficiente y económica, pues solo se aplica lo que consume la planta en corto tiempo, evitándose pérdidas que en la agricultura granular ya se calculan hasta en un 50% que avanzan por los suelos, contaminando las fuentes de agua.


Estos sistemas de cultivo orgánicos tienen su soporte en el principio biodinámica de aumentar en el suelo el intercambio de electrones de su última orbita conocida como ley del octete, mediante la incorporación y balanceo de sales puras que desencadenen reacciones bioquímicas en el suelo de forma natural para 86 elementos de la tabla periódica, balanceados por peso molecular y necesidades de la planta suscritas en partes por millón y llevadas a gramos por litro.

Consideramos que para atenuar el hambre oculta en Latinoamérica y el mundo de la población humana, es necesario aumentar el uso de elementos mayores, menores y oligoelementos en soluciones liquidas aplicadas a nuestros cultivos, respetando las directrices de la agricultura amigable con el medio ambiente, que se logra a partir de sales aceptadas por la agricultura orgánica. Con técnicas de alta rentabilidad.

Bolsas de 400 gramos para preparar

200 Ltr de fertilizante integral.


SITUACIÓN ACTUAL DE LOS CULTIVOS

En la necesidad y búsqueda de soluciones alternativas, para la producción agrícola y pecuaria que logre mejorar la situación del campo colombiano y de Latinoamérica: baja producción de alimentos y alto costo de insumos. Se expresa la necesidad de generar nuevas formas de producción, Abandonando el cultivo con agro insumos nitrogenados y polimerizados de síntesis química (con plástico derivado del petróleo) y separados al momento de su aplicación. Este sistema que en el pasado fue muy acertado, hoy a causa del cambio climático, pierde eficiencia y se torna muy costoso. Además de ser un gran contaminante de acuíferos.

Al igual que la visión agrícola de Israel, los fertilizantes petroquímicos granulados deben de ser sustituidos por sales integrales con alto grado de pureza, aplicados en forma de ferti-riegos, balanceados y llevados a Ph y conductibilidad eléctrica óptima.

El aplicar en forma líquida nuestro fertilizante integral, activa la capacidad de intercambio catiónico en el suelo y se obtiene alta solubilidad y conductibilidad eléctrica, además de mejorar el Ph; que hace que la planta consuma los minerales hasta satisfacer sus requerimientos nutricionales de forma inmediata. Esta forma de producir los cultivos evita que el fertilizante aplicado se evapore o se barra por lixiviación, a causa del intenso cambio climático. El sistema de producción de cultivos orgánicos es más eficiente y económico, debido a que se aplican los minerales que consume la planta en un corto tiempo. Las nuevas formas de producción de cultivos orgánicos evitan pérdidas considerables a los agricultores, aumentando su eficiencia agrícola y productiva; lo que no sucede con la agricultura granular, en la que se calculan perdidas superiores a un 50% además de ser un destructor del carbono de los suelos y contaminante de fuentes hídricas.


PRINCIPIOS A TENER EN CUENTA


El primer principio es la necesidad de aumentar en el suelo el intercambio de electrones de su última orbita conocida como ley del octete, mediante la incorporación y balanceo de sales puras que desencadenen reacciones bioquímicas en el suelo de forma natural para 86 elementos de la tabla periódica, balanceados por peso molecular y necesidades de la planta suscritas en partes por millón y llevadas a gramos por litro.

El Segundo es la incorporación de material orgánica que mantenga una construcción permanente del suelo y surta elementos y metabolitos necesarios para la planta.

La tercera es el suministro de microorganismos benéficos que surtan de poblaciones los suelos que desarrollen competencia con patógenos perjudiciales para la planta.





JAIRO HERNAN DAZA CAJAS



35 vistas

JAMUNDI - VALLE DEL CAUCA COLOMBIA

yajavi.biopreparados@gmail.com

                                                    

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon

© 2023 hecho por Raquel. Creado con Wix.com