LOS APRENDIZAJES QUE NOS DEJA EL PARO EN EL CAMPO AGROPECUARIO

Actualizado: may 30



Las actividades desarrolladas en el paro demuestran una alta vulnerabilidad del sector agropecuario como consecuencia de la gran dependencia de materias primas importadas y fertilizante nitrogenados para los cultivos de Colombia; que predispone una alta fluctuación del precio y la disponibilidad de los abonos en el país, lo que acarrea una baja en la competitividad del sector agropecuario y más que eso un efecto nocivo en el ingreso de los productores. Muy aparte de la situación política que vive el pais, es responsabilidad de la academia, centros de investigación, investigadores independiente y empresarios generar toda la tecnología regional para sostener y aumentar nuestra producción agrícola necesaria en Latinoamérica y el mundo.


CUANTO FERTILIZANTE IMPORTAMOS

Las importaciones de Urea fuente de Nitrógeno, el primer nutriente mas utilizado en los cultivos Colombianos nos llega en el siguiente orden: de Rusia (29%), Venezuela (20%), Trinidad y Tobago (14%) y Ucrania (13%).

Seguidamente encontramos que la fuente de potasio en forma de KCL provienen de Canadá (37%), Alemania (29%), Estados Unidos (14%) y Rusia (10%).

Las importaciones de fósforo DAP tienen su origen en Estados Unidos (94%).

En la actualidad retenidos en los puertos colombianos.


CUANTAS PERDIDAS SE GENERAN


Gracias al calentamiento global por lluvias intermitentes cada 3 o cuatro días, se produce una perdida entre el 50% a el 70% de los fertilizantes antes mencionados por volatilizacion y lixiviación debido a que estos son de lenta absorción. Las perdidas varían acorde a la situación climática de cada región.


ALTERNATIVA MÁS VIABLE

Es importante que las técnicas de fertilización sean muy bien balanceadas y con base en sus requerimientos nutricionales, incorporando al suelo 3 elementos básicos producidos en Colombia: Materia Orgánica; minerales mayores, menores y oligoelementos y microorganismos eficientes colocados de forma integral e individual sin que se afecte el medio ambiente, es decir que no dependan del petróleo. Con la fertilización el Ph del suelo debe de mantenerse en 6.5 en promedio, para evitar el ataque de insectos y hongos como el fusarium.


YAJAVI Propone un SISTEMA INTEGRAL llenando todos los requerimientos nutricionales de la planta: Nitrógeno biológico y mineral, biometabolitos de síntesis y desarrollo celular, ácidos orgánicos como el fúlvico y húmico y los elementos minerales que se deben aplicar en forma pura, sin plástico ni ningún disolvente sintético. Todo se logra balanceando los macronutrientes o elementos mayores: Nitrógeno fósforo, potasio, calcio.

Los elementos menores que la planta necesita menor cantidad como el hierro, zinc, magnesio, manganeso, boro, cobre que son también esenciales para el desarrollo fenológico de la planta. Adicionalmente en la agricultura orgánica de alta impacto consideramos los oligoelementos, que se aplican en pequeñas cantidades, pero que son responsables de la adaptación fenotípica y genotípica de la planta a la variación térmica fija o estacional o a cambios biológicos de origen ambiental y adaptativo, generados en la cadena trófica. Adicionalmente la agricultura orgánica debe considerarse como tecnología de punta, involucrando en su proceso productivo el uso de materia orgánica compostada, elementos mayores, menores, oligoelementos y microorganismos eficientes. Además del bajo uso de pesticidas y fungicidas.


JAIRO HERNAN DAZA

WASAP 3185568957




38 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo