JAMUNDI - VALLE DEL CAUCA COLOMBIA

yajavi.biopreparados@gmail.com

                                                  

Whatsap 3185568957  

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon

© 2023 hecho por Raquel. Creado con Wix.com

LOS OLIGOELEMENTOS EN LA AGRICULTURA

Los oligoelementos además de los elementos mayores y menores son parte fundamental en la regulación y equilibrio de las funciones respiratoria, digestiva, neurovegetativa y metabólicas del hombre y de los animales. Por lo que se hace necesario, sean considerados de vital importancia en la agricultura específicamente en la nutrición vegetal, por parte de los investigadores y profesionales agropecuarios. Deben de ser dispuestos en los cultivos para una buena nutrición de frutas, verduras y hortalizas, además de la nutrición de granos, pastos y forrajes de interés zootécnico.


El gremio de la salud considera que “a pesar del avance de la ciencia la tecnología y con tendencias hacia lo natural y del medio ambiente, encontremos cifras alarmantes de Obesidad Diabetes Mellitus, desnutrición y hambre oculta en uno de cada cuatro niños, quienes llevan la batuta en enfermedades que hace 50 años pertenecían a la tercera edad”


Esta denuncia que afecta a nuestros niños, nos debe de llevar a la reflexión profunda de que el médico debe persuadir a la población bajo su intervención, al consumo de alimentos más sanos, saludables y nutritivos. Alimentos que son responsabilidad exclusiva de nosotros los que intervenimos los cultivos, con trasferencias técnicas en la agricultura, que permitan la producción de alimentos altamente nutritivos; la cual es posible si consideramos que se han identificado 77 elementos nutricionales en las plantas, que absorben y se integran a sus estructuras tomados del aire, agua y el suelo.


Al momento se ha desarrollado en la agricultura la suficiente tecnologías, para lograr este objetivo, como son: la agricultura orgánica; los bio-preparados; la hidroponía; el manejo de sales integrales; la materia orgánica compostada y enriquecida y los microorganismos eficientes. Con la cual podemos responsabilizarnos de la producción de los alimentos altamente nutritivos, que reclama el gremio de la salud y en general la población del planeta.

Al reconocer el valor y la responsabilidad que tenemos con la humanidad expresada en esta corta reflexión, nace la necesidad de conocer más de cerca la actuación de los oligoelementos en los seres que los consumen y su gran importancia en los procesos vitales como la respiración, circulación y formación de sistemas y estructuras entre otras, como lo describo en los siguientes ejemplos:


Vanadio: aumenta la acción de la insulina para nivelar los niveles de glucosa, controlando la frecuencia y cantidad de glucosa que se consume en los musculo y en la capa de tejido graso del hígado.

Flúor: ayuda a la fijación del calcio, por lo que es importante para la formación de la estructura ósea, dientes y uñas.

Germanio: Es responsable de los estados de cansancio y fatiga crónica y al envejecimiento prematuro y además de alteraciones en la salud sexual y reproductiva.

Estaño: Es importante para muchas funciones bioeléctricas del organismo y para el crecimiento capilar. Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico y de los reflejos.

Yodo es indispensable la formación de las hormonas tiroideas T3 y T4; necesario para la producción de energía. Además de metabolizar las grasas y los carbohidratos

Selenio: antioxidante regulador del funcionamiento de los músculos, protege el sistema cardiovascular ayudando a prevenir ciertos tipos de cáncer.

Silicio: importante en el funcionamiento de las plaquetas y la cicatrización; interactúa sinérgicamente con el calcio y otros elementos para formar uñas, cabello y estructura ósea.

Cromo: regula la transformación de los azucares para su absorción al interior de las células; coadyuvante en la intervención de la insulina. Importante en los proceso sexuales y reproductivos.

Cobalto: interviene en el sistema nervioso periférico que controla las funciones vitales como la frecuencia cardíaca, la digestión, la frecuencia respiratoria, la salivación, la sudoración, la dilatación de las pupilas, la micción. Es un componente esencial de la vitamina B12.

Litio: Actúa sobre el sistema nervioso y su deficiencia compromete al sistema circulatorio, causa de algunos tipos de alteraciones cardiacas.

Molibdeno: Interviene en la desintoxicación del organismo y en especial en la asimilación del hierro. Cooperante en la salud reproductiva y sexual masculinas.

Níquel: Interviene en la HEMOPOYESIS Proceso mediante el cual los elementos corpusculares sanguíneos se desarrollan, formas sistemas y permiten el crecimiento corporal, siendo importantes en la construcción del sistema inmunitarios para la defensa del organismo.


“Que la comida sea tu alimento y el alimento, tu medicina”


Hipócrates

24 vistas